Explorando el Sofá Digital: La Generación Joven y la Terapia con Chatbots de Inteligencia Artificial

Estas representan solo algunas de las innumerables personalidades de inteligencia artificial (IA) disponibles para interactuar en Character.ai, una plataforma donde cualquier persona puede crear chatbots basados en figuras reales o ficticias. Este entorno es especialmente popular entre los jóvenes. La tecnología de IA utilizada es similar a la empleada en ChatGPT, superándola en términos del tiempo que los usuarios dedican a la plataforma.

Un bot en particular ha despertado más interés que los mencionados anteriormente: el Psychologist, cuyo nombre hace referencia a un psicólogo en inglés. Character.ai no revela la cantidad exacta de usuarios individuales que han enviado mensajes al bot, pero destaca que el sitio recibe 3,5 millones de visitantes diarios. Este bot se presenta como alguien capaz de ayudar en las adversidades de la vida.

La empresa con sede en San Francisco minimiza la popularidad de este bot, argumentando que los usuarios están más involucrados en el role-playing con fines de entretenimiento. Los bots más buscados son personajes de anime o juegos de computadora, como Raiden Shogun, que ha acumulado 282 millones de mensajes.

Entre los millones de personajes disponibles en la plataforma, pocos alcanzan la popularidad del Psychologist. Hay 475 bots con términos relacionados con la terapia en sus nombres, capaces de interactuar en varios idiomas. Algunos son terapeutas ficticios orientados al entretenimiento, como Hot Therapist. Sin embargo, los más populares se centran en la salud mental, como el Therapist, que ha recibido 12 millones de mensajes, y el ¿Estás sintiéndote bien?, que ha acumulado 16,5 millones.

El Psychologist destaca como el personaje de salud mental más buscado, con varios usuarios expresando elogios en Reddit. Comentarios como “es un salvavidas” y “ayudó a mi novio y a mí a conversar y entender nuestras emociones” evidencian su influencia positiva. El creador del bot, Sam Zaia, de Nueva Zelanda, lo desarrolló inicialmente para uso personal y quedó sorprendido por su popularidad, iniciando un proyecto de investigación sobre la tendencia emergente de la terapia por IA.

Sam sugiere que los jóvenes se sienten más cómodos con el formato de texto, considerándolo menos intimidante que una conversación telefónica o presencial. Aunque algunos profesionales, como la psicoterapeuta Theresa Plewman, cuestionan la eficacia de la terapia de IA, reconocen su utilidad inmediata para quienes necesitan ayuda.

Aunque Character.ai celebra la conexión proporcionada por los personajes, la empresa destaca la importancia de que los usuarios consulten a profesionales certificados para obtener asesoramiento legítimo. Los registros de chat son privados, pero pueden ser accedidos por el equipo en casos de necesidad, reforzando la distinción entre el modelo de lenguaje utilizado y el pensamiento humano.

Otros servicios de IA, como Replika, Earkick y Woebot, ofrecen experiencias similares, pero según datos de Similarweb, Character.ai lidera en términos de tiempo dedicado y accesos. Aunque hay cuestionamientos sobre la eficacia, en algunos sectores médicos, los bots de IA comienzan a ser aceptados como herramientas para hacer frente a la creciente demanda en los servicios de salud pública. Limbic Access, por ejemplo, recibió la certificación de dispositivo médico del gobierno británico y ahora se utiliza en muchos centros de salud pública para clasificar y hacer criba de pacientes.