The Body Shop planea cerrar actividades en EE.UU. y cerrar 33 de las 105 tiendas en Canadá

En medio del proceso de recuperación judicial en el Reino Unido, la marca británica de belleza, The Body Shop, ha tomado la decisión de cerrar sus operaciones en Estados Unidos y cerrar 33 de sus 105 tiendas en Canadá. Esta medida viene tras la venta de las operaciones de la empresa en Francia y Alemania por Aurelius, ocurrida a finales de enero.

Aurelius es una empresa europea de capital privado que se centra principalmente en adquirir participaciones en empresas con potencial de crecimiento o que enfrentan desafíos operativos y financieros. Para alcanzar sus objetivos, Aurelius adopta un enfoque activo de gestión, trabajando en estrecha colaboración con las empresas adquiridas para implementar cambios operativos y estratégicos. Esto puede implicar la reestructuración de operaciones, la optimización de procesos, la asignación de recursos y hasta la venta de activos no esenciales.

Además del cierre de las tiendas físicas, la marca también ha interrumpido sus ventas en línea en Estados Unidos. En un comunicado de prensa, la empresa informó que, siguiendo el proceso de reestructuración en el Reino Unido, The Body Shop en Canadá también pasará por una reestructuración para buscar la suspensión de ejecuciones y ganar un respiro adicional mientras evalúa sus estrategias e implementa iniciativas para reestructurar sus operaciones.

El análisis del mercado sugiere que la alta inflación en los últimos años, tanto en Canadá como en otros países, ha perjudicado a minoristas como The Body Shop, que tienen una presencia predominante en centros comerciales y atienden principalmente a la clase media.

Los desafíos enfrentados por The Body Shop incluyen:

  1. Cambios de Propiedad: Desde su fundación en 1976, The Body Shop ha pasado por varios cambios de propiedad, siendo adquirida por el grupo francés L’Oréal en 2006 y posteriormente por Natura en 2017. Estos cambios pueden haber causado desafíos de integración y alineación estratégica.
  2. Desafíos de Explotación de Marca: Tras la adquisición por Natura, se reconoció que la empresa brasileña enfrentaba dificultades para explotar completamente el potencial de la marca The Body Shop a escala global. Esto puede incluir cuestiones relacionadas con la adaptación de la estrategia de marketing, distribución y gestión de la marca en diferentes mercados.
  3. Competencia en el Sector de Cosméticos: El mercado de cosméticos es altamente competitivo, con varias marcas disputando la atención de los consumidores. The Body Shop enfrenta desafíos para destacarse y mantener su relevancia en medio de esta competencia acirrada.
  4. Evolución del Sector Minorista: El sector minorista ha experimentado cambios significativos en los últimos años, con el crecimiento del comercio electrónico y la emergencia de nuevos modelos de negocio. The Body Shop puede enfrentar dificultades para adaptarse a estos cambios y asegurar una presencia relevante tanto en tiendas físicas como en línea.
  5. Desafíos de Sustentabilidad: Aunque es conocida por su enfoque ético y compromiso con la sostenibilidad, The Body Shop puede enfrentar desafíos adicionales para mantener y comunicar esos valores de manera efectiva en un mercado cada vez más consciente del medio ambiente.

Estos factores combinados pueden contribuir a las dificultades enfrentadas por The Body Shop y requieren estrategias cuidadosas para superarlas y asegurar el éxito a largo plazo de la marca.

Tras la adquisición por la empresa europea de capital privado Aurelius, quedó evidente que la operación de The Body Shop enfrentaba desafíos significativos, con un rendimiento comercial por debajo de lo esperado, especialmente durante la temporada de fiestas de fin de año, mientras aún estaba bajo el control de Natura.

Un análisis reveló que la cadena de tiendas, que contaba con 2,5 mil unidades en más de 70 países cuando Aurelius cerró el acuerdo, estaba distribuida en mercados no lucrativos. Entre los mercados considerados atractivos estaban el Reino Unido, Canadá y Australia. Sin embargo, incluso en esos mercados, la empresa enfrentó pérdidas significativas, como lo demuestra la pérdida de 444 millones de reales en 2022, en comparación con una ganancia de 62 millones de reales el año anterior.

Bajo la gestión de Aurelius, The Body Shop buscó préstamos que pusieron en riesgo algunos de sus activos más valiosos, incluyendo la propiedad intelectual y bienes inmuebles. Esto significa que, en caso de quiebra, Aurelius podría reclamar esos activos.

En un movimiento para reestructurar sus operaciones, la empresa acordó vender parte de su negocio, incluidas las operaciones en Francia y Alemania, a finales de enero. Este cambio fue visto como un paso importante en la implementación de una estrategia de recuperación más robusta para The Body Shop.

Además, la empresa presentó una solicitud de quiebra en Alemania, donde empleaba a 350 trabajadores en 2021, como parte de sus esfuerzos para abordar sus dificultades financieras.

La empresa:

The Body Shop es una marca global de cosméticos, productos para el cuidado del cuerpo y belleza, fundada en 1976 por Anita Roddick y su esposo, Gordon Roddick. La empresa ganó prominencia por su enfoque innovador al combinar negocios con valores éticos y activismo social. Desde sus inicios, The Body Shop se comprometió a producir productos naturales, libres de pruebas en animales y a apoyar causas sociales y ambientales.

Una de las principales características de The Body Shop es su énfasis en ingredientes naturales y orgánicos. La marca fue pionera en el uso de ingredientes provenientes de fuentes sostenibles, como aceites vegetales, frutas, hierbas y extractos de plantas, en sus productos. Además, The Body Shop es conocida por su política estricta contra las pruebas en animales, siendo una de las primeras empresas de cosméticos en adoptar esta postura.

Otro aspecto distintivo de The Body Shop es su compromiso con el activismo social y ambiental. La empresa participa en diversas iniciativas de responsabilidad social corporativa, incluyendo campañas contra el uso de ingredientes de origen animal, defensa de los derechos humanos y protección del medio ambiente. La marca también apoya proyectos comunitarios y organizaciones sin fines de lucro en todo el mundo.

A lo largo de los años, The Body Shop ha expandido su presencia global y desarrollado una amplia gama de productos para el cuidado de la piel, cuerpo, cabello y maquillaje. Sus tiendas son conocidas por ofrecer una experiencia sensorial única, con productos naturales y una atmósfera acogedora e invitadora.

Aunque la marca ha pasado por cambios de propiedad a lo largo del tiempo, su compromiso con valores éticos y sostenibles ha permanecido constante. The Body Shop ha sido una influencia líder en la industria de los cosméticos, inspirando a otras empresas a seguir su ejemplo y promover cambios positivos en el mundo.